Licencias de montaña: breve estudio de un “éxito”

Hace algún tiempo me sorprendí del éxito que tenían las licencias de montaña, las que conocemos como tarjetas federativas, en un deporte tan individualista y que ha perdido, lamentablemente, parte del halo mágico que tenía años atrás cuando el voluntarismo y el asociacionismo primaban por encima de todo.

Cada año el Consejo Superior de Deportes presenta una interesante estadística sobre la evolución del deporte federado. La última, del 2013, recoge conclusiones más que  interesantes. Os dejo el enlace aqui: http://www.csd.gob.es/csd/estaticos/asoc-fed/licenciasyclubes-2013.pdf

Del estudio anterior se desprende el gran crecimiento que ha tenido el montañismo federado a nivel nacional (aupándose a un meritorio 5º puesto). Ante semejante incremento en el número de licencias, que han pasado de 68.000 a más de 155.000 en solo 12 años, no cabe sino preguntarnos ¿Por qué?

Que el deporte está de moda nadie lo duda. En una sociedad puramente egocéntrica donde los logros personales están muy por encima de los colectivos, el deporte es una forma sana y barata de convertirse en héroe.

La perspectiva evasiva también existe. Si bien deportes como el golf o el esquí han sufrido un retroceso, otros deportes más baratos se han convertido en el opio del pueblo en los últimos años. Correr también está de moda. Y si tenemos en cuenta ambas variables, la vanidad deportiva y la escasez de recursos dimanantes de la crisis económica global, la ecuación tiene como resultado el crecimiento de los deportes “populares” y los de aventura.

Algunas de las modalidades del montañismo, como el senderismo, son el deporte por antonomasia en nuestro país, siendo practicado por más de 2 millones de personas ¿es un reflejo del número de licencias? Parece que no, a tenor de las “sólo” 155.000 que tenemos en España. Parece que el análisis de un dato depende del cristal a través del que se mire.

La pregunta entonces cambia. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que sale a “caminar por el monte” ¿Por qué no se federan?

¿Por qué nos federamos? ¿Por qué no se federan otros? ¿Por qué aumenta el número de licencias en tiempos de crisis en un deporte NO competitivo?

El CSD y la propia FEDME tienen respuesta para esto. Tres variables han producido un aumento de más de un 25% en tan sólo 4 años. No es merito de las federaciones, ni del gobierno, ni de la bajada de las tarifas:

– De los censos de asociaciones deporitvas se observa un incremento de un 45% en la constitución de clubes de carreras por montaña que no tienen cabida en la federación de atletismo.

– De los censos federativos de deportistas se observa un incremento de más de un 30% en los corredores de montaña. Por una vez la montaña se ha convertido en un “territorio” de competición lo que modifica la “finalidad” de la licencia.

– El cobro de los rescates y la asistencia sanitaria en tiempos de crisis favorecen la contratación de seguros federativos.

Sin embargo seguimos siendo finalistas, primando el objetivo de la competición o del seguro antes que el mero hecho de pertenecer a una agrupación global.

En la mayor parte de los casos este incremento nacional es mérito de los clubes, pero no podemos obviar que, aunque en España ocupemos el 5º puesto en el ranking, en Galicia ocupamos el puesto 20º, con un buen incremento pero no al nivel de otros deportes más tradicionales en nuestra región como los acuáticos, el atletismo o el balonmano.

 

logoconsulta

 

Anuncios

Un pensamiento en “Licencias de montaña: breve estudio de un “éxito”

  1. Hola. Mi percepción es otra. Creo que tus conclusiones son demasiado “corporativistas”. El aumento del numero de asociaciones de otras modalidades “extremas” y de Senderismo se debe a la acomodación de los clubs tradicionales, cuyas estructuras sobredimensionadas (para otras modalidades deportivas) les hacen tener unas cuotas de admisión y anuales que no son acordes a los servicios que ofrecen a esos socios (que no necesitan de dichas instalaciones), y que, al mismo tiempo establecen unos precios para participar en dichas actividades (porque casi ninguno hace ya actividades GRATUITAS, o no permite a los deportistas acudir por sus medios a la actividad deportiva) muy superiores a los costes reales (o los que podría conseguir individualmente el deportista) sin que ellos sean consecuencia de ser dirigidas por personal titulado. No se valora en su justa medida la amenaza de las AAPP de cobrar los rescates. Y si el seguro se pudiese conseguir directamente (a precios equivalentes) en las compañías de seguros o en el CSD, no sería necesario asociarse para practicar un deporte individual. Porque las federaciones tienen un buen tinglado para financiar sus estructuras (y sus remuneraciones opacas), no ya a través de las aportaciones conscientes de sus afiliados, sino a través del margen (40%??) del precio de la licencia, no permitiendo además obtener dicha licencia de modo individual (salvo a precios con penalización). A los federados nos interesaría un sistema bonus-malus individual (como en los turismos), para que quienes siempre actúen con “sentidiño” (y previniendo los riesgos… Epi´s, etc) tuviesen un trato diferenciado favorable. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s