Esquí de montaña en estaciones de esquí: lo que hasta ahora no habíamos pensado

Cuando leo artículos y comentarios sobre el “peligroso uso” de las pistas de esquí por parte de los esquiadores de montaña, el debate siempre está centrado en si se puede o no se puede, si es legal prohibir o no, si las estaciones están en su derecho a impedir el acceso o por el contrario, deberían favorecer la libertad de tránsito por cualquier lugar.

Lo que nadie hasta ahora ha pensado (o por lo menos, no por escrito) es en la responsabilidad de unos y otros, esquiadores y estaciones de esquí, en relación con el uso consentido o inconsentido de las pistas de esquí para practicar nuestro amado “SKIMO”.

Hagamos una clasificación de responsabilidades:

Responsabilidad del esquiador en pista donde no existe regulación

En principio, salvo estaciones privadas, tal y como señalaba Iñigo Ayllón en su magnífico artículo de Desnivel, surgen dudas sobre la legalidad de establecer prohibiciones o regulaciones a través del cobro de tasas en las estaciones de esquí destinadas a los esquiadores de travesía que no hacen uso de los remontes mecánicos.

En cualquier caso, de no existir regulación ni tasa, no habría inconveniente en el uso de las pistas, siempre que tengamos clara nuestra responsabilidad: en caso de siniestro provocando daños a un usuario con forfait, de demostrarse que nuestra conducta fue causa del mismo, seríamos responsables civiles, toda vez que desarrollamos nuestra actividad en contra de la actividad habitual y normal prevista para el uso adecuado de la instalación. Reitero que en todo caso sería necesario demostrar el nexo causal pero juega en nuestra contra ese “uso habitual y adecuado” que la costumbre establece para las pistas de esquí.

Responsabilidad del esquiador en pista donde sí existe regulación

En caso de someterse a una tasa o regulación por parte de la estación, la conducta del esquiador ya no sería contraria al uso adecuado de la instalación siempre que no se saliera del trazado marcado por la estación, por lo que, en caso de siniestro podría ser más difícil demostrar la responsabilidad de éste y más sencillo que no existiera responsabilidad.

En cambio sí podría llegar a existir responsabilidad del esquiador alpino en caso de provocar un accidente a un esquiador de montaña, siempre que haya nexo causal y se demuestra que el primero ha actuado negligentemente o fuera del uso concedido en el forfait.

Responsabilidad de la estación en pistas donde no existe regulación

Salvo situaciones de riesgo provocadas por la propia estación (incorrecto mantenimiento de los elementos e instalaciones propias de la estación, avalanchas provocadas, accidentes provocados directamente por personal de la estación), entiendo que sería difícil imputar responsabilidad a la estación por el uso “inconsentido” y no habitual de las pistas de esquí por parte de un esquiador de montaña. En estos casos, como en muchos otros, los esquiadores de montaña asumimos el riesgo inherente a nuestra actividad y debemos ser conscientes de ello.

Responsabilidad de la estación en pistas donde sí existe regulación

Y llegamos al quid de la cuestión.

Desde hace meses, diría incluso que desde hace años, algunas estaciones de esquí han pasado a cobrar tasas/precios a los esquiadores de montaña, no sólo por el afán recaudatorio y de control de nuestra actividad, sino que muchas de estas instalaciones publicitan como “nuevos itinerarios”, incrementando con ello la superficie del dominio esquiable, múltiples itinerarios de “fuera pista” “free ride” o “esquí de montaña”.

Se trata de un arma publicitaria, pero como todo servicio hay que responsabilizarse de lo que se está ofreciendo al usuario.

Bajo mi punto de vista, si la estación cobra o, sin cobrar, publicita este tipo de itinerarios, no sólo sería responsable por las situaciones de riesgo provocadas por ella misma (como en el caso anterior), sino que sería responsable de cualquier situación de riesgo del esquiador de montaña que le provocara un perjuicio, al igual que ampara y protege al esquiador alpino.

Hasta ahora las estaciones han tratado de echar balones fuera con la excusa de que ellos responden únicamente por las pistas pisadas y preparadas, pero si indicamos itinerarios de travesía (aunque no los pisemos) los publicitamos y nos beneficiamos de ello, la estación deberá ser responsable de TODOS los usuarios.

De nada sirven cláusulas de exención de responsabilidad, carteles informativos cuando se cobra una tasa o precio por el uso de la instalación o se publicita y se incorpora en el plano de pistas dando la posibilidad de usar itinerarios “alternativos” al sistema tradicional de esquí alpino.

Sin embargo, si serían válidas otras fórmulas intermedias que desde este despacho hemos pensado en algunas ocasiones:

¿Cuál sería la fórmula para regular el uso de los esquiadores de montaña, publicitar los itinerarios y evitar en mayor parte la responsabilidad de la estación, se cobre o no por ello?

Se trataría de no vender ni publicitar el itinerario como un añadido/aliciente de la estación sino como un recorrido alternativo para esquiadores de montaña que lo que pretende y busca sería evitar el riesgo al esquiador alpino y evitar accidentes. Si lo planteamos de este modo, la regulación de las pistas e itinerarios de esquí de montaña serían menos gravosos para la estación desde el punto de vista de la responsabilidad. En caso contrario, la responsabilidad es plena, más si se cobran tasas.

Todo lo anterior nada tiene que ver con el cobro de un canon para los esquiadores de montaña, cuestión con la que estoy totalmente en contra, más si pensamos que si esto fuera así y lo que se justifica es que el pago de un precio es necesario por el uso que se hace de las pistas por parte de los esquiadores ¿Cómo es que el forfait únicamente da derecho a usar los remontes mecánicos? ¿Cómo es que el forfait es sólo un bono-transporte? ¿Cómo es que el IVA que cobran las estaciones de esquí es el reducido de transporte? ¿No deberían aplicar el 21% si lo que se incluye con el forfait es el uso de las pistas?

Todas estas contradicciones darían para otro artículo. Por ahora debemos centrarnos en la responsabilidad de cada uno, un tema del que hasta ahora nadie parece haberse preocupado.

Alejandro López Sánchez

Abogado – Máster en Derecho Deportivo / Máster en Derecho de Montaña

http://www.campoiv.es

http://www.lopezsanchez.com

Abogados especialistas en Derecho Deportivo y Derecho de Montaña

20180114_114419

Anuncios

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un seguro con una Federación Deportiva?

Llega el 2018 y con él la nueva oferta de licencias federativas por parte de las Federaciones Autonómicas. Ciertamente, se hace un gran esfuerzo por tratar de captar federados con la excusa del beneficio de un seguro deportivo que cubra nuestras actividades en la montaña.

A razón de esta situación, hace unas semanas, desde este blog sacamos adelante una encuesta sobre “hábitos federativos” que, tras 241 respuestas (de las cuales las especialidades más practicadas son el montañismo, escalada y senderismo, por este orden) ha arrojado unos resultados que eran los esperados:

  • El 78,8% de los federados asegura federarse por “el seguro federativo”, y tan solo el 9,8% del total, lo hace por las prestaciones ofrecidas por las federaciones.
  • El 57,70% de los encuestados no ha hecho nunca uso del seguro.
  • El 34,1% cree que el sistema de asistencia del seguro es ágil y sencillo.
  • El 90,5% nunca ha visto rechazada la cobertura.
  • El 44,8% nunca ha leído la póliza.

De los anteriores datos nos vamos a quedar con el último, quizá el que resulta más preocupante por una sencilla razón: debemos saber lo que estamos contratando.

Las Federaciones deportivas (tanto las nacionales como, generalmente, las autonómicas) tienen la obligación legal de cubrir a sus federados con un seguro deportivo obligatorio que cumpla con unos mínimos legales. Curiosamente nadie se para a pensar que, generalmente, este seguro es obligatorio para competición y entrenamiento, pero no para actividades de ocio, como suelen ser la mayoría de las que realizamos en la montaña. Es por eso que, este seguro obligatorio se ha convertido en una especie de seguro voluntario en el que las Federaciones actúan como meros intermediarios /agentes de seguros entre el deportista y la compañía.

Es por ello que muchos seguros se alejan de las prestaciones mínimas obligatorias y otros, en cambio, las cumplen a raja tabla, por lo que es imprescindible saber qué contratamos y con qué coberturas.

Saliendo al paso del eterno debate de si es necesaria la obligatoriedad del seguro deportivo, posicionándome claramente ante la NO necesidad del mismo, es el momento de analizar qué debemos estudiar de la póliza para evitar problemas de cobertura y obtener un seguro eficiente y adecuado a nuestras actividades, sea contratado a través de una federación o de forma particular:

  • Cobertura sanitaria mínima: se trata, quizá, de la cobertura principal de este tipo de seguros. No olvidemos que si desarrollamos actividad de forma autónoma, fuera de un ámbito organizado (evento, competición, actividad profesional), la cobertura de asistencia sanitaria puede venir prestada con cargo a la seguridad social. Al contrario, si lo hacemos en un ámbito organizado debemos contar con seguro de accidentes. Es por ello que, generalmente, el seguro de accidentes federativo es un seguro añadido y a mayores de la asistencia de la Seguridad Social, pero no podemos evitar pedir unos mínimos: cobertura ilimitada en centros concertados con la compañía, 60.000 en centros no concertados y 60.000 en el extranjero. Esto sería lo ideal.
  • Cobertura indemnizatoria: se trata de la cobertura estándar para cubrir posibles indemnizaciones por pérdidas funcionales, anatómicas y de fallecimiento. Las coberturas suelen ser estándar y aquí poco podremos pelear.
  • Cobertura por responsabilidad civil: una de las coberturas más novedosas y útiles para el caso de que formemos parte de un club y tomemos capacidades organizativas, pues no estará de más tener un seguro de RC (no profesional) que cubra posibles daños a terceros derivados de culpa o negligencia. Cobertura mínima 150.000 euros.
  • Cobertura por rescate: tras el cobro de rescate en mucha CCAA, es recomendable tener una cobertura por rescate de, al menos, 6.000 euros. Debe incluir el rescate y el traslado a hospital y domicilio.

Además de las coberturas, uno de los puntos que más debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro deportivo de este tipo, son las exclusiones. Muchos seguros excluyen determinadas actividades que son, precisamente, la que más realiza el deportista. Ojo con las modalidades deportivas incluidas y las excluidas porque puede dar lugar a problemas de cobertura en el futuro. Veamos cuales son las exclusiones más conflictivas y las que más debemos tener en cuenta:

  • Actividades organizadas: si contratamos un seguro deportivo federativo o particular, pensado para nuestras actividades, la póliza debe estar destinada a actividades deportivas de este tipo y no solo a las federadas, a las que estén incluidas en el calendario oficial o a las organizadas por la federación. Esta exclusión que parece absurda, se mantuvo en algunas pólizas hasta el año 2016.
  • Actividades círculo polar y media/baja montaña: mucho ojo con las exclusiones por categorías. Generalmente, las pólizas suelen estar clasificadas por actividad o país de destino, pero existen conceptos indeterminados. El más claro es el del círculo polar. Para poder realizar actividades en el círculo polar necesitaremos la cobertura más amplia y más cara (tomando por ejemplo las pólizas federativas). Curiosamente muchas ciudades de la península escandinava, a efectos del seguro, entran dentro del círculo polar por lo que, por ejemplo, para ir a Tromso a hacer esquí de travesía, necesitaríamos la póliza más amplia.
  • Lesiones no accidentales: ojo con las lesiones deportivas que no provengan de un accidente. En ocasiones las compañías exigen, para dar cobertura, una primera asistencia de urgencia. Al ser una póliza de accidentes no cubre lesiones crónicas o, incluso, hasta hace poco tiempo, edemas, pérdidas o extravíos, golpes de calor, hipotermias. Parece que este año las compañías se han adaptado a las nuevas exigencias, pero por si acaso, tengamos mucho cuidado con algunas de estas exclusiones.
  • Centros concertados: debemos tener mucho cuidado al seleccionar el lugar donde nos federamos, pues algunos seguros federativos únicamente tienen centros concertados en su ámbito geográfico de influencia, pudiendo no dar cobertura (salvo la urgencia) en otras CCAA.
  • Países en conflicto: la exclusión típica respecto de EEUU, Canada y México se amplía a países en conflicto (los que están en la lista del Ministerio de Asuntos exteriores). Preguntemos antes de contratar, pues muchos de los destinos montañeros están, precisamente, en estos lugares: Pakistán, Uganda, Indonesia, Mali, Kirguistán, etc.

En definitiva, no podemos olvidar que muchos de nosotros nos adscribimos a una Federación únicamente para obtener un seguro, por lo que aquella no está sino actuando como un agente de seguros frente a la compañía. Si salimos a la montaña no es necesario federarse pero es casi imprescindible tener un seguro que cubra, sobre todo, la asistencia sanitaria de urgencia y el rescate en lugar remotos, lo hagamos por nuestra cuenta, con la correduría de nuestro barrio o con un ente Federativo. En todo caso, lo contratemos de una u otra forma, no olvidemos leernos la póliza y tener en cuenta las anteriores, y otras, consideraciones.

Alejandro López

Abogado – Máster en Derecho Deportivo – Máster en Derecho de Montaña.

Abogados especialistas en actividades de montaña

www.campoiv.es

www.lopezsanchez.com

licencia_FEDME_todovertical_2018

 

La “lista negra” de clubes deportivos en Galicia

El pasado lunes 18 de diciembre se publicó en el DOGA una lista que reúne aproximadamente al 75% de los clubes deportivos de Galicia.El pasado lunes 18 de diciembre se publicó en el DOGA una lista que reúne aproximadamente al 75% de los clubes deportivos de Galicia.

A través de dicha publicación, la Xunta requiere a todos los clubes incluidos en el anexo a adaptar sus estatutos a la Ley del Deporte de Galicia 3/2012 bajo amenaza de ser excluidos del registro de entidades deportivas de Galicia lo que supone, en puridad, desaparecer a efectos “oficiales”.

Concretamente se señala:

ANUNCIO do 27 de novembro de 2017, da Secretaría Xeral para o Deporte, polo que se notifica o acordo de incoación de cancelación rexistral de entidades deportivas galegas no Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia.

A Lei 3/2012, do 2 de abril, do deporte de Galicia, establece na súa disposición transitoria única a obriga de que todas as entidades deportivas de Galicia adapten os seus estatutos e regulamentos ao disposto nesta lei no prazo dun ano a partir da súa entrada en vigor.

O Decreto 85/2014, do 3 de xullo, polo que se aproba o Regulamento do Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia, establece no seu artigo 3 que o Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia é un rexistro administrativo dependente do órgano superior da Administración xeral da Comunidade Autónoma de Galicia con competencias en materia de deporte.

O citado decreto, no seu artigo 5.1.b), recolle entre os actos obxecto de asentamento e inscrición no Rexistro os estatutos das entidades deportivas de Galicia e as súas modificacións.

Este decreto regula na súa disposición transitoria terceira que:

1. As entidades inscritas no Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia deberán comunicar ao Rexistro, dentro do prazo de un ano desde a entrada en vigor do presente regulamento, todos os actos e datos de obrigada inscrición que non estivesen inscritos.

2. No suposto de que non se realice a mencionada comunicación dentro do prazo fixado no punto anterior, procederase de oficio ao anuncio de incoación do expediente de cancelación rexistral. A relación de entidades obxecto deste expediente publicarase no Diario Oficial de Galicia, sen prexuízo da notificación individual no domicilio da entidade inscrita.

3. No suposto de que as entidades, no prazo de dous meses desde a publicación do mencionado anuncio, non formalicen a obrigación establecida no punto primeiro, procederase á súa cancelación rexistral, que comportará a perda do recoñecemento oficial das entidades inscritas.

Unha vez transcorridos os prazos establecidos nas normas citadas, a Secretaría Xeral para o Deporte revisou o Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia.

Do resultado desta revisión comprobouse que as entidades deportivas de Galicia inscritas e que figuran no anexo I do presente acordo non levaron a cabo a adaptación dos seus estatutos á Lei 3/2012, do 2 de abril, do deporte de Galicia.

A competencia para a tramitación e resolución deste procedemento correspóndelle á Secretaría Xeral para o Deporte, segundo o disposto no artigo 5.1.g) e no capítulo III da Lei 3/2012, do deporte de Galicia, e no Decreto 85/2014, do 3 de xullo, polo que se aproba o Regulamento do Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia.

A tramitación do procedemento levarase a cabo de acordo co disposto na Lei 39/2015, do 1 de outubro, do procedemento administrativo común das administracións públicas, na Lei 3/2012, do 2 de abril, do deporte de Galicia, no Decreto 85/2014, do 3 de xullo, polo que se aproba o Regulamento do Rexistro de Entidades Deportivas de Galicia, e na demais normativa de xeral aplicación.

Con base na lexislación aplicable no presente caso,

ACORDO:

Primeiro. A incoación do expediente de cancelación rexistral ás entidades deportivas que figuran no anexo I da presente resolución por non adaptaren os seus estatutos á Lei 3/2012, do 2 de abril, do deporte de Galicia.

Segundo. Que se publique no Diario Oficial de Galicia a incoación da cancelación rexistral co seu anexo. Esta publicación terá os efectos da notificación, consonte o artigo 45 da Lei 39/2015 do 1 de outubro, do procedemento administrativo común das administracións públicas.

Terceiro. As entidades deportivas que figuran no anexo I terán un prazo de dous meses contados desde a publicación do mencionado anuncio para adaptar os seus estatutos e regulamentos ao disposto na Lei 3/2012, do 2 de abril, do deporte de Galicia, e comunicalo ao Rexistro de Entidades Deportivas.

Cuarto. A presentación dos estatutos modificados deberá realizarse obrigatoriamente por vía electrónica a través do formulario normalizado dispoñible na sede electrónica da Xunta de Galicia (https://sede.xunta.gal), procedemento PR946B, Modificacións do rexistro de entidades deportivas, e de acordo co establecido nos artigos 27 da Lei 11/2007, do 22 de xuño, de acceso dos cidadáns aos servizos públicos, e 24 do Decreto 198/2010, do 2 de decembro, polo que se regula o desenvolvemento da Administración electrónica na Xunta de Galicia e nas entidades dela dependentes.

Para a presentación das solicitudes poderá empregarse calquera dos mecanismos de identificación e sinatura admitidos pola sede electrónica da Xunta de Galicia, incluído o sistema de usuario e clave Chave365 (https://sede.xunta.es/chave365).

Se algunha das entidades interesadas presenta a súa solicitude presencialmente, será requirida para que a emende a través da súa presentación electrónica. Para estes efectos, considerarase como data de presentación da solicitude aquela en que fose realizada a emenda

Quinto. Transcorrido ese prazo sen comunicar esa adaptación, procederase á súa cancelación rexistral, que comportará a perda do recoñecemento oficial da entidade inscrita.

 

Esto supone, entre otras cosas, la pérdida del derecho de subvenciones o de la participación en competición oficial, entre otras, por lo que entendemos la necesidad de adaptar los estatutos y actualizar los actos que deben ser inscritos como (modificaciones de juntas directivas, domicilios, etc.).

Ojo porque esto supone, en la mayoría de los casos, la redacción de una modificación importante en los estatutos, la convocatoria y celebración de asamblea para su aprobación y la comunicación al registro. Todo ello en el plazo de dos meses.

Consulta la lista completa en el siguiente enlace: pincha aquí.

El plazo finaliza el 19 de febrero de 2018 (lunes, ya que el 18 es inhábil).

En Campo IV Consultoría, somos especialistas en Derecho Deportivo, podemos adaptar tus estatutos. Consúltanos en asesoría@campoiv.es

Lista-Negra